El segundo jueves del mes de noviembre se celebró el Día Mundial de la Calidad, con la finalidad de reflexionar acerca de la relevancia de la gestión de la calidad en la vida cotidiana y el desarrollo de procesos, sistemas y resultados más eficientes a nivel empresarial.


La celebración de este día pretende sensibilizar a las empresas y a los poderes públicos en la generación de una visión estrátegica de la calidad en la gestión, que impacte en la mejora continua de bienes y servicios.

¿Cómo se originó el día mundial de la calidad?

En el año 1989 el Chartered Quality Institute (anteriormente conocido como Institute of Quality Assurance (IQA) celebró el primer Día Mundial de la Calidad, con la finalidad de generar conciencia acerca de la importancia de la calidad en las empresas y organizaciones.

Por otra parte, algunas fuentes señalan que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) promulgó este día mundial en el año 1990. Sin embargo, no está contemplado en su sitio web oficial.


En Japón el mes de noviembre es considerado como el «Mes de la Calidad», desde el año 1959. Otros países de Oriente se adhirieron a esa fecha mientras que algunas naciones, como Estados Unidos y Canadá, lo celebran en octubre.

Campaña 2021: Sostenibilidad: Mejorar nuestros productos, las personas y el planeta

El tema para la celebración de este día mundial del 2021 (11/11/21) se centró en la “Sostenibilidad: mejorar nuestros productos, las personas y el planeta.

Esta campaña se orienta a integrar las expectativas y necesidades de sostenibilidad en los procesos

 y planes, a través del sistema de gestión de las organizaciones. Asimismo, innovar y estimular el diseño de productos y servicios que sean comercialmente viables y sostenibles.

Las tres lentes de la sostenibilidad: Personas, Planeta y Negocio.

Las empresas caminan hacia un compromiso con la sostenibilidad utilizando un modelo enfocado en personas, nuestro planeta y negocios. Cuando estas lentes se superponen, vemos oportunidades naturales para innovar, proteger y nutrir un futuro saludable. Cuando integramos esta visión en cómo trabajamos y vivimos, podemos solucionar mejor los desafíos más difíciles del mañana, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de resolver sus propios.

El éxito de la sociedad actual es mantener el equilibrio y la sostenibilidad entre el medio ambiente y el mundo social y económico, con el fin de satisfacer las necesidades del presente, sin poner en riesgo las necesidades de las generaciones futuras.

Por ello, y con el fin de cumplir los principios del desarrollo sostenible, los requisitos legales son cada vez más exigentes y han propiciado la aparición de normas como las ISO, Reglamentos y UNE, para proporcionar requisitos eficaces a las empresas para mejorar la calidad de sus productos y servicios, al mismo tiempo que reducen los impactos ambientales generados.

Además, tras el mandato al Pacto Mundial para sensibilizar y ayudar a las organizaciones a contribuir en la nueva agenda de desarrollo, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS) juegan un papel esencial, proporcionando a las empresas un marco universal y coherente para identificar sobre qué objetivos y metas tienen capacidad de influencia y empezar a realizar actividades y operaciones para contribuir al desarrollo sostenible, a nivel local e internacional.

Empresas y organizaciones de todo el mundo apuestan por sistemas de gestión de calidad y medio ambiente como herramienta clave para garantizar la satisfacción de sus clientes y la protección del entorno.

Conclusiones

Hablar de Calidad significa gestionar y hacer las cosas bien, esforzándose por ser cada día mejores y más eficientes.

La Calidad está en las personas, las personas son Calidad.

Todos los días, tod@s somos calidad.

#DCM2021